Archivo de la categoría: Alpinismo

Excursiones de uno o varios días por terreno nevado, donde el uso de crampones, esquís, o raquetas de nieve son necesarios.

Laguna grande de Peñalara, (dos meses para su nacimiento).

Primera de nuestras aventuras con nuestro bebé que publicamos aquí. Iria aún no ha nacido, tiene unos 7 meses de “vida” dentro de la tripa de Laura. La cuenta atrás para que nuestra hija comience a tener fresco en las salidas, fuera de la seguridad y el calor de la barriga de su mamá pronto llegará a su fin.

¿Qué queremos deciros con esto?. El embarazo es una etapa más que no debería hacernos parar en nuestras actividades montañeras. Ánimo, y ¡sal al monte con tus hijos!.
Esta excursión es sencilla, apenas unos 300 o 400 metros de desnivel, por camino bien marcado, desde el Puerto de Cotos hasta la laguna. Más o menos una hora de camino. Muy buena para personas que no estén muy acostumbradas a andar, “principiantes”, por llamarlo de alguna manera y perfecta para hacer con críos de todas las edades.

Hoy es 5 de Marzo de 2016, y la previsión no era muy buena, unos -5 grados de temperatura, y un viento con rachas de hasta 70 km/h en las cimas. Bastante nieve aún, pero nada que unos buenos crampones y una chupa adecuada no arreglen. La tripa bien tapadita para que el bebé no se mueva mucho y tirando millas. Entre otras cosas, no olvidéis unos buenos guantes, un buen gorro y unas buenas gafas de ventisca si vais a hacer esta, u otra excursión parecida en invierno por terreno nevado, incluso si la predicción es de buen tiempo. Y lo que es más importante, un par de buenos bocatas y agua, mucha agua.

Pico Ocejón (2.046m.) (1 año y 9 meses).

24 de Febrero de 2018. Este año esta siendo muy bueno en nieves. Media España esta congelada y blanco colorida. En muchos puntos de la península, tenemos más de 2 metros de nieve. Para lo poco que llovió en Otoño, esto lo esta compensando con creces. Iria tiene ya 21 meses, y esta excursión pondrá a prueba sus defensas al frío.
El Pico Ocejón se encuentra en la provincia de Guadalajara, alzándose con sus 2.048 metros sobre la meseta castellana, situada unos cuantos kilómetros al sur del macizo del pico del lobo. Es una montaña con mucha prominencia, y su ascenso da mucha satisfacción ya que al ser una montaña aislada, da sensación de ascender una gran cima.

Varias son las alternativas para llegar a su cumbre. Nosotros, tras mirar varias opciones por internet, nos decantamos por ascender desde el pueblo de Valverde de los Arroyos. Esta ruta bordea desde el Este la montaña, dirección norte, llegando a la cima por el Oeste. Es una ruta más larga que subir directos desde el pueblo de Majaelrayo, pero sin duda más bonita, ya que además de dar más vuelta y ver más cosas, se vislumbran las chorreras de Despeñalagua, unas cascadas escalonadas preciosas, que se encontraban medio congeladas.
Bastante nieve nos encontramos. Desde los 1.600 metros, el manto nivoso era continuo, y algunas placas de hielo se encontraban diseminadas por el camino. Día soleado, pero muy frío, ya que en ningún momento superamos los 0ºC. Aún así, la radiación solar aumentaba bastante la sensación térmica, por lo que solamente nos pusimos el plumas en la cima. Poco viento…, día estupendo.
Iria, se lo pasó muy bien. Al principio en la mochila, y luego como no puede ser de otra manera, andando unos cientos de metros. Mucha gente se asombraba al ver un bebé en la montaña nevada, pero verlo con esas gafas alegra el corazón a cualquiera. La mitad del camino sobando, como siempre. En la cima, varias personas fueron saludadas por la enana, que no para de saludar y despedirse de todo el mundo…

La vuelta por el mismo camino. Nos sorprendió gratamente que Iria quería andar todo el rato. Calculamos que estuvo andando cuesta abajo 1 kilómetro y medio, desde una especie de mirador de las chorreras hasta el mismo pueblo. Se cayó 40 veces, lloró 4, y 1 estuvo a punto de romperse los piños, y es que eso es lo que tiene bajar por los caminos llenos de piedras. Por supuesto, hay que estar atentos, y evitar las zonas más peligrosas para el bebé. Recordad que no sólo es bueno que vuestro bebé se caiga al suelo, si no deseable, ya que de esta forma se dará cuenta que no es para tanto, y que comer tierra alguna vez nos hará bien en el futuro.

Cuerda larga, (7 meses).

¿Qué mejor manera que despedir el año con nuestra pequeña de 7 meses, que haciendo varias de las 9 cimas por encima de los 2.000 metros de nuestra querida sierra de Guadarrama, un día frío de invierno?

Sí, no es ningún problema, si las cosas se hacen bien, los enanos son capaces de aguantar eso, encima disfrutando como enanos y mucho más…

Recordad que todas las claves para vuestros viajes con bebés a la nieve las tenéis en el menú de la izquierda, en la página de entrada principal.

LA EXCURSIÓN

En esta ocasión vino también Alberto, (hermano de Laura y tío de Iria). Fue muy divertido. En bus hasta el Puerto de Navacerrada bien temprano y de ahí andando por el camino principal de la cuerda larga haciendo cimas en Bola del Mundo, Valdemartín y en Cabezas de hierro mayor y menor. Después bajamos andando hasta Manzanares el Real atravesando la Pedriza. Unos 25 kilómetros muy ricos cargando con Iria en la espalda…

Los 4 en la cuerda larga de la sierra de Guadarrama

En Manzanares, descubrimos que el último bus pasó a las 21:00…

Un conductor de un bus que estaba fuera de servicio, muy majete nos llevó a Colmenar de estrangis más o menos a las 22:00, pero allí, el bus a Madrid no salía hasta las 00:45. Así pues,nos tocaba esperar. Ni que decir tiene que no había nadie por las calles de este pueblo ya que todo el mundo estaba en sus cenas familiares para despedir el año.

Nosotros hicimos nueva familia y pasamos las uvas en un chino de Colmenar viejo bebiendo cerveza y comiendo gusanitos. Sin duda de las mejores noche viejas del mundo. A las 3:00 llegamos a nuestras casas. Iria durmiendo desde las 23:00.

Desde luego mucho mejor que estar de botellón por ahí y con iria durmiendo en casa aburrida…, ¡hay que salir al campo!

No había mucha nieve, aunque las caras norte estaban bien cargadas. Tampoco hizo mucho frío, aunque a últimas horas ya de noche sí. Usad crampones y recordad ir bien abrigados, especialmente vuestros hijos.